Operaciones

Forestal de la Orinoquía es una empresa dedicada al desarrollo forestal sostenible. Nuestro vivero y plantaciones están diseñados con las condiciones óptimas para producir los mejores resultados.

TECNOLOGÍA

Actualmente

El vivero y las plantaciones de Forestal de la Orinoquía son establecimientos de vanguardia que ayudan a las plántulas a crecer. Tenemos altos estándares y el progreso del crecimiento del árbol está supervisado de cerca por nuestro equipo de expertos forestales “.

TOPOGRAFÍA

Suelos y temperatura

Topográficamente, El Vichada es una región de sabanas y extensas llanuras de Colombia, lo cual es muy favorable, ya que esto contribuye a la reducción de costos operacionales; mientras que la falta de bosques naturales favorece el desplazamiento y reducción del impacto ambiental y también constituye un buen potencial de bonos de carbono. La cercanía al río Meta hace más fácil la logística para el transporte y distribución.

Los suelos del Vichada se complementan con su temperatura uniforme y una tasa de precipitación media de 2.300 mm por año, lo que hace que las condiciones sean las ideales para el crecimiento de las plántulas. Al igual que su gran proporción de “sabanas altas” y suelos altamente productivos y bien drenados que contribuyen al buen desarrollo de los árboles.

Forestal de la Orinoquía contrató un estudio de mercadeo exhaustivo sobre la industria forestal colombiana, para entender mejor las dinámicas locales y las oportunidades de mercado que estarán disponibles para la comercialización de la fibra sostenible que la compañía está desarrollando.

A continuación se presentan algunos de los puntos clave a destacar del estudio:
  • La producción de madera en rollo en Colombia asciende a unos 3 millones de m³ ub anuales (2010).
  • Colombia está bien posicionada como productora competitiva de madera rolliza industrial, ubicada por encima de Brasil, Chile y Uruguay.
  • El consumo per cápita de productos derivados de la madera en Colombia es bajo comparado con Brasil y Chile.
  • En 2010, alrededor del 41% de la pulpa consumida en Colombia tuvo que ser importada.
  • La industria de la serrería muestra un nivel relativamente bajo de desarrollo tecnológico.